Consejos para limpiar las alfombras

Consejos para la limpieza de alfombras

Consejos para limpiar y mantener las alfombras

Son conocidas las ventajas del uso de alfombras, ya sea en el hogar o también en la oficina. Entre ellas, su capacidad para reducir las partículas en suspensión en el aire al absorberlas y atraparlas y por lo tanto contribuir al mantenimiento de la limpieza, especialmente en las casas rurales.  Además, proporcionan aislamiento térmico -con el consiguiente ahorro de energía en calefacción- y acústico. Por otra parte son excelentes para ocultar las irregularidades del suelo que se encuentra por debajo. Y usualmente son menos costosas que la colocación de suelos de madera o cerámicos.
Como contrapartida, existe la creencia que son difíciles de mantener limpias. Desde Team Cleam queremos eliminar estas falsas creencias. Os compartimos algunos consejos para mantener limpias y en buen estado vuestras alfombras.

Limpieza de manchas
Si la mancha aún está fresca, se recomienda utilizar algún líquido que haga burbujas, por ejemplo, agua con bicarbonato de sodio. También agua oxigenada. Debe aplicarse sobre la mancha y dejar actuar unos minutos. Luego aclarar con un papel absorbente o una toalla. No es necesario refregar.
Para el caso de manchas secas -por ejemplo de bebidas- se recomiendan elementos naturales, como el vinagre. Y siempre agua para aclarar.

Recomendaciones generales
Si la mancha es sólida, se debe raspar o recogerla con papel o cuchara.
Nunca se debe frotar la mancha ni esperar a que se seque para limpiarla, ya que la tela podría dañarse y la mancha expandirse. Es preferible, en el momento, cepillar suavemente la zona afectada.
Siempre limpiera desde el borde hacia el interior -para que no se agrande.
Nunca utilizar productos abrasivos o demasiado fuertes como el amoníaco.
Recordar hacer la limpieza de mantenimiento a fondo, al menos una vez al año.
Para eliminar malos olores esparcir bicarbonato de sodio y luego aspirar con aspiradora.