Claves para la limpieza e higiene de tu restaurante

limpieza de restaurantes

Especialistas en limpieza de restaurantes

Ante la importancia que la manipulación y el procesamiento de alimentos adquiere a nivel de salud pública, desde Team Clean queremos compartiros unos simples consejos que os ayudarán a mantener la limpieza de un restaurante o establecimiento donde se procesan alimentos, así como el estado de equipos, utensilios y presonal.

La recepción
Es fundamental contar con proveedores de confianza que puedan garantizar el uso de buenas prácticas de manufactura en sus productos. Es importante revisar que los insumos hayan sido transportados en buenas condiciones de salubridad y que estén en buen estado, debidamente sellados y etiquetados. Se recomienda limpiar el área de recepción después de cada entrega, y no ubicar en ella objetos que obstaculicen el trabajo, ni que puedan convertirla en el lugar ideal para nido de roedores y otro tipo de plagas.
Se recomienda llevar un control de las primeras entradas y primeras salidas de productos, con el fin de garantizar la rotación de los mismos. Es importante desechar periódicamente lso productos y materiales inútiles, obsoletos o fuera de especificaciones, para facilitar la limpieza de las instalaciones y eliminar posibles focos de contaminación.
Uniformes: lo más recomendable son vestidos blancos y limpios, zapatos de caucho y suela plana.

Almacenamiento y bodega
La bodega debe permanecer seca y ordenada. Debe ser lavada periódicamente para eliminar los residuos. Llevar un control constante de temperatura, humedad y circulación de aire del lugar. A la entrada debe instalarse un aparato de control, junto con una tabla con las medidas requeridas. Los productos deben permanecer bien sellados. Se ha de identificar con etiquetas el nombre, las especificaciones y el tiempo de vida de cada producto. Los de vencimiento más cercano deben ir al frente. Es conveniente organizarlos por grupos alimenticios -granos, lácteos, harinas, etc.-, con separación mínima de 60 centímetros entre las paredes y los demás insumos.
Evitar contaminar los productos entre ellos. Lavarlos, si aplica, antes de almacenarlos y secarlos bien. No deben juntarse aquellos que sean distintos, como la patata, y el queso, que es un gran receptor de bacterias.
La bodega debe ubicarse en un lugar alto para que no se inunde, lejos de los tanques y los basureros. Debe contar con buen drenaje y tarimas elevadas del piso por lo menos 15 centímetros, para hacer inspecciones, limpieza y fumigación, si es necesario.
Las neveras deben limpiarse periódicamente; la bodega debe permanecer cerrada y aislada con desagües, rejillas y anjeos. Si algún producto se riega, lavar el lugar lo antes posible.

Cocina
Debe estar alejada de grandes contaminantes como los tanques y botaderos de basura. Realizar controles vectoriales para eliminar el vector plagas e instalar tapas y rejillas en los desagües. Cuidar que todos los equipos sean fácilmente desmontables para una buena limpieza y lavar parrillas y campanas a diario. Hacer un mantenimiento constante a los extractores de olores.

Mantener los tanques de agua limpios y en constante movimiento. Los pisos, techos y paredes deben construirse con materiales resistentes, impermeables y antideslizantes, que no generen sustancias o contaminantes tóxicos. También deben estar libres de poros, grietas o defectos que dificulten la limpieza.

Remover constantemente los residuos sólidos, para que no generen malos olores. Deben disponerse recipientes y cuartos para la recolección y almacenamiento de estos desechos. Tapar bien las bolsas de basura y mantenerlas alejadas de la cocina. Los utensilios deben ser lisos, no porosos, no absorbentes y sin pinturas o recubrimientos. También deben estar libres de defectos o abolladuras que puedan atrapar partículas de alimentos. No permitir la utilización de materiales contaminantes como plomo, cadmio, zinc, antimonio y hierro, entre otros. Evitar ángulos de difícil acceso, que impidan una limpieza adecuada.

El personal debe manipular el alimento con las manos siempre limpias. Debe utilizarse rejilla en el pelo y cubrebocas, además de tener siempre las uñas cortadas.

Comedor
No se deben utilizar las mismas bayetas para todo uso. Una debe destinarse a las mesas, otra a las sillas, otra para los utensilios y otra para el suelo. Lo más recomendable es separarlos por colores. El uniforme depende de la imagen institucional del restaurante, pero una buena presentación ayuda a prevenir y a dar una sensación de seguridad. En lo posible, tener el comedor aislado de lo baños y la cocina.

Debe cambiarse de mantel después de cada comida y limpiar constantemente el suelo. El personal del comedor no debe estar en contacto con la cocina, así como los cocineros, en lo posible, no deben tener contacto con el comedor y sus clientes. Así mismo, deben promoverse las prácticas higiénicas entre los clientes. Es conveniente utilizar superficies de fácil limpieza, remover y lavar los utensilios inmediatamente después de usados para evitar olores y evitar cualquier contacto de estos con el suelo del lugar.
Debe recordarse que un restaurante limpio, no sólo proporciona una buena imagen de seguridad, sino que también permite abrir nuevos mercados.

En Team Clean somos especialistas en la limpieza de restaurantes y sabemos como ayudarle a que su restaurante fidelice y capte más clientes.

Fuente: consejosdelimpieza.com